Psicología transpersonal

¿Qué es la psicología transpersonal?

La Psicología Transpersonal es una rama de la psicología que integra los aspectos espirituales y trascendentes de la experiencia humana con el marco de trabajo e investigación de la psicología moderna.

La psicología transpersonal surge como la última y cuarta fuerza de la psicología, después del conductismo (1ª fuerza), el psicoanálisis (2ª fuerza) y el humanismo (3ª fuerza). Constituye una comprensión diferente del psiquismo, la salud, la enfermedad y el desarrollo personal y espiritual. Es la única escuela de psicología que estudia directamente y en profundidad, el funcionamiento del EGO y la dimensión ESPIRITUAL del ser humano.

La” transpersonal” es un enfoque que promueve ideas para que el ser humano alcance niveles óptimos de conciencia para el bienestar y salud psicológica. Su búsqueda es la auto trascendencia del hombre. Busca alcanzar estados de conciencia donde el sentido de identidad se expanda más allá de la personalidad. Este enfoque trasciende las necesidades e intereses humanos. Une a la psicología en sus diversidades, con la sabiduría oriental.

Las cuatro fuerzas de la psicología se pueden leer de dos maneras; están las dos primeras teorías “Conductismo y Psicoanálisis” que presentan al hombre como un ente incompleto, como una víctima de sus propios instintos, donde algo siempre le falta dentro de su psique enferma. Y por otro lado, tenemos a las dos últimas teorías “Humanismo y Transpersonal” que consideran al hombre dotado de todas las potencialidades necesarias para su completo desarrollo, donde también consideran que todos somos capaces de cambio y curación. Se experimenta una evolución positivista.

Aquí os dejamos dos videos donde se se explica qué es la Psicología Transpersonal, de la mano de dos figuras internacionales en Psicología Transpersonal, como son Virginia Gawell (Centro Transpersonal de Buenos Aires) y Jose Mª Doria (EEDT: Escuela Española de Desarrollo Transpersonal, de Madrid):

¿En qué te puede ayudar un experto en terapia transpersonal?

El Terapeuta Transpersonal, es aquel acompañante que intenta ayudar al individuo a lograr niveles superiores de salud psicológica, a desarrollar su capacidad de hacerse responsable de sí mismo, de sus relaciones, y experiencias, sin culpabilizar al entorno por lo que le sucede; comprendiendo y tomando a la “adversidad” como oportunidad de cambio y desarrollo personal.

El Terapeuta Transpersonal, será quien lo acompañe a observar sus patrones mentales, que son la causa de su malestar, y lo capacitará para que pueda satisfacer de manera saludable sus necesidades a todos los niveles: físicas, emocionales, mentales y espirituales, aprendiendo a conectar con su dimensión trascendental.

No se busca solucionar problemas, dolencias particulares (aunque se los toma en cuenta, se los trabaja e integra), sino que se busca capacitar a la persona para que aprenda a conectar con sus propios recursos internos y permita desplegarse sin miedo al proceso de crecimiento natural; con lo cual, la crisis es vista como una oportunidad de cambio y de autocuración, desarrollando una consciencia transpersonal. El terapeuta Transpersonal, tiene un compromiso profundo con su propio crecimiento personal y espiritual.

Las técnicas utilizadas, se adaptan a las necesidades del paciente y a su estado de consciencia, buscándose la integración de los distintos aspectos físicos, emocionales, mentales, y la trascendencia hacia el nivel espiritual, del ser; desplazando los intereses personales desde su ego hacia valores superiores como son la compasión, el amor a los demás seres vivos, el desarrollo de la creatividad, etc., produciéndose cambios en su nivel evolutivo, accediendo al siguiente peldaño de la evolución: la supraconsciencia.

En cada etapa hay un entrenamiento de técnicas, algunas de ellas son:

  1. Respiración consciente: es la puerta de entrada a la relajación, se hace profunda y permite entrar en zonas de la mente y observar lo que sucede..
  2. Relajación: sus beneficios, se observan tanto en el plano fisiológico,como en el plano psíquico y espiritual. Fuente de vitalidad. Favorece una actitud de paz interior, equilibrio y ecuanimidad.
  3. Atención Plena: se trata de tomar consciencia de cada instante, cultivando la capacidad de estar atento al momento presente, al aquí y ahora, deteniendo los automatismos, las reacciones automáticas, mecánicas. La práctica nos ayuda a canalizar nuestra propia energía en momentos de tensión.
  4. Regresión: para llegar a la raíz del problema, de los patrones de conducta que traen conflicto. Se utiliza para revisar la biografía oculta, sacando a luz los hechos inconscientes que han afectado y afectan a la salud física, psicológica y emocional. Nos da información a cerca del origen de las limitaciones,miedos, bloqueos o enfermedades físicas, y nos permite actuar sobre ello, modificándolo.
  5. Sanación del niño interior: el niño interior es una identidad que convive con el adulto y el padre que todos poseemos dentro, y que tienen características inherentes a la inocencia, cierto desamparo y a la permeabilidad de cualquier inducción. Este ejercicio, ayuda a superar la inseguridad endógena, la carencia afectiva, desamparo, necesidad de aprobación y protección.
  6. Técnica perdón con los padres: el perdón tiene un poderoso efecto sanador, la compasión, la comprensión y el reconocimiento, aportan un sentimiento de serenidad y paz profunda, ayudando a sanar rencores y emociones tóxicas.
  7. Ejercicios de identificación con la consciencia testigo: muy recomendado para descondicionar la mente de los pensamientos, cuando la persona desea trascender el ego racional a una realidad espiritual, que no tiene que ver con la moral, dogmas, ni esperanzas de amparos en el más allá.
  8. Meditación Zen: observar el devenir de los pensamientos, sensaciones, respiración, sin identificarse….

Estas y otras técnicas ayudan a la persona a desidentificarse de los contenidos mentales y crear nuevas maneras de funcionar en la vida.

Una vez aliviado el conflicto, el dolor, la Terapia Transpersonal, se ocupa de temas como:

  • La búsqueda del sentido de la vida.

  • Desarrollar la creatividad.

  • La intuición.

  • El ver la Realidad que somos.

  • El desapego, la toma de distancia del ego, el poder observarlo.

  • El amor sin dependencia, como lo que somos en esencia.

  • La trascendencia.

  • El servicio y el amor hacia todos los seres.