Péndulo hebreo

El péndulo hebreo, también conocido como el péndulo de la sanación es una poderosa terapia complementaria que integra los beneficios de la radiestesia con la medicina vibracional. Para realizarla correctamente es preciso utilizar un péndulo y etiquetas escritas en el idioma sagrado hebreo.

Radiestesia

Técnica milenaria, conocida en la humanidad desde al menos 4.500 años. Sus primeros antecedentes provienen de China, de la dinastía Yû. Ampliamente usada en diversas culturas, a través de diversos instrumentos, permite obtener respuestas concretas a partir de estímulos electromagnéticos.

En el caso del Péndulo Hebreo, es el mismo instrumento que por uno de sus costados permite ser utilizado con este fin, otorgando una valiosa guía para detectar enfermedades y estados inarmónicos de toda índole, incluyendo por ejemplo, la presencia de larvas astrales.

Medicina vibracional

Desde hace miles de años que diversas culturas a través del planeta han descubierto que cada ser vivo (incluyendo órganos físicos) emite una vibración esencial y al manifestarse una enfermedad dicha vibración se altera. El principio terapéutico consiste en someter al ser vivo (o al órgano en cuestión) a su vibración esencial lo que consigue que se restaure la salud (estado natural). Sus orígenes más remotos se remontan a más de 7.000 años y provienen de la zona del Tíbet, en donde se utilizaban cuencos de aleaciones metálicas para emitir vibraciones sanadoras, técnica que se utiliza hasta nuestros días.

Algo similar sucede con el uso de mantras o palabras de poder, que emiten diversas vibraciones las que pueden ser utilizadas con fines curativos.

En el caso de Péndulo Hebreo, se utiliza el místico lenguaje hebreo para emitir vibraciones específicas.

Hablemos más del péndulo hebreo

El péndulo hebreo está considerado como un método de sanación de alta tecnología ya que combina radiestesia, el idioma sagrado hebreo y la madera de haya, árbol calificado como sagrado en las antiguas tradiciones druídicas.

Este péndulo es cilíndrico, sin punta, realizado en madera de haya con la particularidad de la actuación por ambas caras o extremos, una serviría para testar y la otra para irradiar energía. A través de esta poderosa herramienta tendríamos la posibilidad de comprobar las frecuencias de vibración de los distintos órganos, chakras y cuerpos tanto físico como etérico.

Indispensable será que las etiquetas sean realizadas por personas conocedoras de la Cábala, ya que es un idioma hebreo considerado como sagrado por sus adeptos y único en el mundo antiguo, no obstante cada una de las 22 letras conforman lo que se denomina triada: sonido, forma y número, así que cada una emite aquella vibración específica que la hace sin duda singular.

Hay que tener en cuenta que la elaboración de cada palabra deberá tener la vibración correcta y esto tiene su lógica complicación. No se debe hacer una etiqueta sin estos conocimientos ya que no sería efectiva y los resultados no serías los deseados.

Conozco algunos casos de personas que sin tener este conocimiento, realizaron sus propias etiquetas para irradiar según su criterio, llegaron asegurando que el péndulo no funcionaba correctamente y pude comprobar que su elaboración no seguía los criterios descritos con anterioridad.

¿Cómo actúa?

Hoy sabemos que todo el Universo está formado por campos de energía y nosotros también somos eso, pero hay incontables campos y frecuencias energéticas que atraemos diariamente en forma de ondas electromagnéticas y que influyen negativamente en nuestro organismo.

Si esta energía no es gestionada adecuadamente, podemos desarrollar estados de carencia emotiva que inciden de manera sutil, malestar, cansancio, apatía, son estados emocionales muy debilitados y que pueden derivar incluso en enfermedades sin que nada justifique su presencia, normalmente son acumulaciones energéticas diferentes y que no se corresponden con nuestro cuerpo causal.

Utilizando esta terapia como limpieza energética estaríamos actuando sobre los siete cuerpos y tendríamos la posibilidad de restablecer las alteraciones producidas a nivel físico, mental, emocional y espiritualmente.

El Péndulo Hebreo está especialmente indicado, entre otras muchas, a situaciones de estrés, ansiedad, estados depresivos, depuración energética, bloqueos, schok postraumáticos, dolores, limpiezas del aura o de campos energéticos sutiles que se anclaron a ella.

¿Cómo funciona?

Actúa a través de la onda energética que forma el idioma sagrado hebreo, primero detectando la energía discordante y después rehabilitando o restaurando para que el sujeto quede limpio y equilibrado energéticamente.

Cierto es que algunas personas creen que utilizando las terapias energéticas a modo de panacea sus “males” van a ser eliminados sin hacer ningún esfuerzo personal, es decir, salir de esas situaciones en las que se debe actuar a través de decisiones, compromisos o razonamientos que permiten transformar el patrón, proceso o pauta repetitiva que les lleva a obtener los mismos resultados no deseados de siempre.

La energía ayuda, pero en muchos casos nos encontramos con personas que deberían realizar su trabajo, por ejemplo, si alguien repite un patrón en su vida, como puede ser un sentimiento de ira, es posible que desarrolle un problema de hígado o vesícula biliar, es cierto que la energía puede restaurar momentáneamente sus efectos negativos, la persona se siente mejor, pero si no modifica este sentimiento el proceso volverá a repetirse.

El Péndulo Hebreo actúa detectando dónde se produce la distorsión energética, la restablece de manera armónica y dispone a la persona en conciencia para transformar ese patrón repetitivo en forma de “malos hábitos”. Poco a poco podrá modificar todos los aspectos que están influyendo negativamente y que le hacen enfermar.

Es sintomático y aconsejable que durante una sesión se le invite a la persona a observar su cara en un espejo, facciones, la mirada, brillo de sus ojos. No hace falta que comenten nada sobre sus dolencias, malestar o enfermedad, no se actúa al nivel de la medicina tradicional, además, no somos médicos, simplemente se detecta a través del Péndulo Hebreo la distorsión, se limpia y se invita de nuevo a la persona a que vuelva a observarse ante el espejo, podrá comprobar que imagen refleja su rostro y cual prefiere desarrollar como aspecto saludable, si el anterior o el posterior a la sesión.